Translate Blog

SÍ TE GUSTÓ MI BLOG, DAME UN +1

domingo, 10 de junio de 2012

Alejandro León - Necesitas hablar un idioma sin gastar ni un céntimo, esto es para ti

Diversidad de idiomasEn un mundo tan globalizado como el actual, aprender un idioma resulta básico para poder sobrevivir en un mercado laboral tan competitivo. Hoy, las principales empresas de nuestro país, requieren de personas que como mínimo, hayan adquirido un nivel intermedio en inglés.


Manejar dos idiomas nos permite una mejor comunicación en caso concretemos un viaje al extranjero. En Inglaterra por ejemplo, cualquier jugador extranjero que participe en la Premier League, tiene por obligación dominar el inglés. En España, Francia, Alemania e Italia también ocurre lo mismo, lo que permite una mejor relación entre el deportista con el aficionado y la prensa.

Lingoboingo, Madrid Babel, Loquo… ¿Te suenan estes nombres? Pues si eres un estudiante de una lengua extranjera y te afecta la crisis, es muy probable que sí. En estas webs puedes encontrar a hablantes de lenguas extranjeras e intercambiar con ellos tu español sin rascarte el bolsillo. Con un tándem tus aulas serán los parques, cafeterías, librerías y restaurantes, y tu saldo será una inmersión en una nueva cultura o quizás una nueva amistad. 

Aprender Inglés online es gratisDavid y Mary se encuentran por primera vez en el Parque del Retiro en una tarde soleada de mayo y luego entablan una charla de dos horas. Nadie entiende muy bien porque ellos pasan la mitad de ese tiempo hablando en inglés y la otra mitad en español. Para ellos no hay misterios: están en un aula para una clase. Como ellos, miles de personas en España eligen el intercambio de idiomas como la manera más barata, divertida y eficaz de practicar una lengua extranjera en tiempos de crisis.

En sus diez meses de estancia en España Anthony Armenta, un californiano de 22 años, ya habla casi como un auténtico madrileño, muchos “vale” e incluso un “chusta” salen de su boca con naturalidad. Pero nunca pagó un céntimo por clases. Su aula son los parques, librerías, cafés y restaurantes de Madrid. Toni, como le dicen ahora, es uno de los tándem que buscan los españoles que quieren perfeccionar su inglés sin tener que acudir a un centro de idiomas.

“Quiero aprender el idioma que se habla en las calles y conocer a más gente de España; además es una oportunidad de compartir con la gente de Europa mi cultura de California, que es bastante distinta a la del resto de Estados Unidos”, explica Anthony. Él es uno de los varios extranjeros que anuncian en las webs de intercambio de idiomas –Lingobongo, Madrid Babel y Loquo son las más conocidas – y que permiten a los españoles practicar una segunda lengua sin rascarse el bolsillo.

Por eso, David Carrasco, un madrileño de 34 años, nunca ha necesitado dejar el país para mejorar su nivel de inglés. En los últimos cinco años ya ha practicado el idioma anglosajón con un centenar de británicos, estadunidenses, irlandeses y otros nativos también interesados en aprender más el español.

Anthony Armenta
Anthony Armenta (el segundo de la derecha a la izquierda), un californiano de 22 años,
aprovecha su estancia por 
España para perfeccionar su español a través del intercambio
 de idiomas y en cambio enseña inglés a sus tándemes
.
“Básicamente hay dos ventajas en hacer ese tipo de intercambio de idiomas: no gastas dinero y puedes hacer contactos con gente de todo el mundo. Conocer gente nunca está demás”, evalúa David, que está en el paro y no descarta irse al exterior para buscar trabajo.

Conseguir un nuevo empleo es una de las motivaciones de quien desea practicar otra lengua, no solo el inglés sino también el alemán o francés. Oscar Barceló, un fotógrafo de 36 años, planea ir a Francia este verano a buscar trabajo y su reto es mejorar su francés lo máximo posible antes de marcharse.

“Llevo cuatro años estudiando en la Escuela Oficial de Idiomas de Collado Villalba, pero para hablar bien hay que practicar. Ahora he puesto un anuncio para poder practicar más la lengua y en una semana ya me ha contactado un estudiante francés que estudia español en una escuela de Madrid”, nos cuenta Oscar.

Sin embargo, no siempre tu tándem necesita aprender tu idioma porque ya lo habla bien. En este caso puedes enseñarle otra cosa que manejes bien. Oscar, por ejemplo, dio clases de fotografía a una amiga francesa que le ayudaba con el idioma galo. “Intercambiar me parece una experiencia más enriquecedora que contratar a alguien.”

Asimismo, hay quienes prefieren ir a un sitio donde muchos "tándemes" se encuentran a la vez, y en un clima de fiesta. Estamos hablando de Madrid Babel, uno de los pioneros del intercambio de idiomas en la ciudad.

Dos veces a la semana en un café o una vez al mes en una discoteca. Así se encuentran los participantes de Madrid Babel. “Nuestro perfil es la gente de entre 25 y 55 años que quiere además de aprender un idioma relacionarse con nuevas personas. Tenemos un grupo de ayudantes que aproxima a los participantes”, explica Gerardo Khaski, uno de los realizadores de este grupo de intercambio de idiomas.

Pero a los más tradicionales como David interesa más tener tranquilidad para aprender lo máximo que pueda, aunque esta modalidad también tenga sus desventajas. “A veces encuentras a gente ruda, o que te da plantón, o incluso gente que usa la página de intercambio como un servicio de citas y se va si no te gusta tu apariencia”, reclama.

Por eso, al buscar tu tándem intenta saber si él se encaja en tu perfil. “Contacto siempre gente de mi edad o los más jóvenes que tengan cierta madurez, siempre gente que tenga un punto de seriedad”, nos enseña David.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario