Translate Blog

SÍ TE GUSTÓ MI BLOG, DAME UN +1

domingo, 22 de julio de 2012

Alejandro León - Las razones para dejar Facebook

La red social Facebook se ha convertido para millones de personas en algo tan necesario como el café con leche de por la mañanas, o el cigarro después de comer. Necesario... ¿O quizás adictivo?. En esta publicación se adjuntarán las razones principales brindadas por varios usuarios de la red, incluyendo las mías. Razones para salir de Facebook no me faltan. Son motivos de índole práctica y emocional. Son cosas que me hacen perder la paciencia y me estresan a diario.

1. Privacidad:

El talón de Aquiles de este gigante social. Continuamente hay cambios en este parámetro, lo que hace pensar que Facebook mercadea con nuestros datos. ¿Por qué hace 5 años era tan fácil poner que "sólo mis amigos" pueden ver mi información, y ahora no?

Solución provisional: Bloquear el muro a quienes no son tus amigos.

2. Lo "nuestro" ya no es nuestro, es de "Ellos":

En Facebook, tenemos la false sensación de que todas las imágenes y comentarios que ponemos son nuestros, como si estuviéramos decorando nuestro propio salón con ellos. Mentira. Todos estos datos pueden ser usados por "aplicaciones de terceros" para publicitar juegos, tests...

Incluso, si decidimos borrarnos, nuestros datos o imágenes podrían en las copias de seguridad de alguna de estas empresas que comercializan aplicaciones para Facebook. Así que, hay que pensárselo dos veces antes de responder a los test tipo "¿Qué clase de amante eres?" porque nuestra foto de perfil puede quedar vinculada para toda la vida al resultado "Pésimo". 

Solución provisional: Pensar bien antes de compartir algo con Facebook.

3. No se pueden buscar publicaciones antiguas:

Una de las cosas que siempre me ha irritado de Facebook es la falta de un buscador de actualizaciones de estado. La única manera de encontrar algo es explorar la línea de tiempo. 

En mi caso, con una cuenta desde el 2007 y entre dos y tres actualizaciones diarias, buscar algo que escribí hace meses puede ser una auténtica pesadilla. 

Solución provisional: descargar todos mis datos de Facebook y buscar en ellos con el Notepad.

4. Las aplicaciones de Facebook son inútiles y cansinas: 

Con su recién estrenado App Center, parece que Facebook quiere volver a impulsar sus aplicaciones. Exceptuando un puñado de juegos, lo que puede ofrecer Facebook en términos de aplicaciones es muy poco.

Su catálogo rebosa de utilidades obsoletas, apps engañosas e incluso pseudo-virus. Las más útiles son las que conectan Facebook con servicios externos, como Spotify. 

Solución provisional: añadir el menor número posible de apps a Facebook.

5. Es un agujero negro de tiempo:

Facebook es, con mucho, el sitio donde más tiempo paso a diario (si exceptuamos GMail, claro). Pero esa inversión de tiempo rara vez tiene un retorno útil o satisfactorio. 

El grueso del tiempo lo paso contemplando el flujo de noticias y husmeando en los comentarios ajenos. ¿Cuestión de autocontrol? Quizá, pero eso no quita que Facebook sea un devorador de tiempo

Solución provisional: usar las notificaciones de novedades y crear listas de intereses.

6. Datos Bancarios. Un tema peliagudo:

Si realizamos un pago a través de Facebook, por ejemplo, en los famosos "regalos de cumpleaños" nuestros datos quedarán almacenados en los servidores de Facebook.
Se puede cambiar la opción de "almacenar datos de pago" pero... ¿No sería conveniente que esa opción fuese la predeterminada, y que ingresásemos nuestros datos de pago cada vez que quisiéramos comprar algo? iTunes, la tienda virtual de música de Apple funciona igual, pero por lo menos siempre nos pide una contraseña cada vez que queremos comprar algo.

Solución provisional: Tratar de vincular nuestras cuentas bancarias con Facebook.

7. ¿Amigos o enemigos?:

Si se nos ocurre etiquetar en una foto en la que salimos nosotros, a un amigo, y este permite el acceso a terceros, esa foto puede ser utilizada para publicidad o ser impresa sin nuestro consentimiento. Aunque nuestra configuración de privacidad hayamos elegido que no sea así. 

Solución provisional: Al subir la foto limita el acceso sólo a tus amigos.

8. Facebook no me hace feliz:

Facebook es estresante. Es como estar en una cena de Navidad las 24 horas del día. Hay que esquivar malentendidos, vigilar quién te lee, quién te ha etiquetado, cuánta información personal se revela de ti.

Cuando borras a alguien o rechazas su petición de amistad te sientes mal hacia esa persona, y lo mismo cuando dejas un comentario que podría parecer ofensivo. 

Solución provisional: abrazar la banalidad y usar Facebook para lo intrascendente y lo trivial.

9. Se ha "Hotmailizado": 

Facebook ya no es cool, se ha estancado, estabilizado. Las novedades, tradicionalmente odiadas por los usuarios, llegan con cuentagotas, y los contenidos son, en general, poco fiables y de baja calidad. Es el nuevo Hotmail.

Abundan los perfiles falsos o con información ficticia, y el contenido de páginas y grupos es, en general, mediocre. Incluso el número de usuario parece haberse estabilizado. 

Solución provisional: pasar el tiempo en Twitter o en servicios web más frescos, como Pinterest.

10. Cantidad de "Amigos":

Según el psicólogo indio, Mudra Mukesh, superar los 354 amigos en Facebook marca la diferencia entre, disfrutar de la red social, o empezar a deprimirse al ver los logros, ascensos y méritos de nuestros contactos. 

Para llegar a semejante conclusión, Mukesh preguntó a los usuarios de Facebook cómo valoraban su vida. Aquellos que tenían muchos amigos en Facebook (+354) decían sentirse peor después de ver el estado de sus contactos que quienes no habían entrado en algún tiempo o tenían menos amigos. 

Solución provisional: No agregar gente por agregar.

11. Mantener una imagen profesional:

No querrías que un empleador averiguara algo de ti que pudiera considerar cuestionable. 

Las oportunidades de trabajo y el deseo de privacidad llevaron al estudiante de preparatoria Alexander Clark, de 18 años, a desactivar su cuenta de Facebook. Clark sueña con unirse a la Fuerza Aérea. Hoy que está cada vez más cerca de cumplir ese sueño, dice que desea mantener una imagen profesional.

Solución provisional: Tener un perfil profesional en caso no desees separarte de Facebook.

12. Un lenguaje mal llevado:

Es cierto que cuando está escribiendo a un amigo por medio de la computadora suele usar términos coloquiales,en algunos casos usas palabras "cortadas". En Facebook esto no es la excepción y se masifica por lo que en muchas ocasiones "olvidamos" como se escribe una palabra correctamente cuando necesitamos usarla.

Solución provisional: Procurar el no uso de palabras "cortadas" en sus publicaciones en muro o comentarios.

Si tienes alguna otra razón para dejar Facebook, no dudes en compartirla.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario