Translate Blog

SÍ TE GUSTÓ MI BLOG, DAME UN +1

sábado, 1 de septiembre de 2012

Alejandro León - Aumentar la felicidad en el trabajo 10 formas científicamente comprobadas

¿Qué determina si una oficina es agradable o asemeja una prisión. Algunas plantas, una escapada al gimnasio, o un jefe sonriente realmente pueden hacer o romper el entusiasmo de los empleados?

La investigación de satisfacción en el trabajo se remonta a principios del siglo 20. Frente a un ritmo cada vez más rápido de la producción, los trabajadores de la línea de montaje estaban más cansados y eran más propensos que nunca a cometer errores. Así que los directivos comenzaron a buscar formas de impulsar el estado de ánimo y la moral de los empleados. Su idea era que si los empleados eran más felices, producirían un mejor trabajo, evitarían el desgaste durante más tiempo y mantendrían un espíritu competitivo con sus colegas.

Durante décadas, los psicólogos organizacionales han buscado qué es exactamente lo que hace el trabajo más agradable. Todavía no hay ninguna fórmula mágica para la satisfacción en el trabajo, ya que la gente tiene sus propias preferencias para lo que necesitan y desean de un entorno de trabajo. Algunos prefieren llegar hacer su trabajo e irse, mientras que otros buscan un mayor sentido de comunidad. En general, es importante que nuestro trabajo resulte personalmente significativo, según el psicólogo organizacional William A. Kahn.

Sin embargo, hay algunas cualidades que casi todos los lugares de trabajo feliz comparten. Para aquellos que buscan un nuevo trabajo o simplemente buscan mejorar su día laboral actual, aquí hay 10 factores según la investigación, que pueden tener una mayor influencia sobre la satisfacción laboral.

Motivación y dedicación 

1. Participen - Los empleados que participan activamente, son dedicados e invierten su tiempo en una empresa producen un mejor trabajo que aquellos que se sienten desconectados y alienados, dijo Kahn. La evaluación de resultados, los programas de reconocimiento, paquetes de beneficios, la educación y el compromiso social ayudan a mantener una participación. 

2. Afronten el desafío - Llegamos a nuestra motivación máxima cuando nos involucramos en actividades que son difíciles pero no insuperables, como tirar una presentación después de hacer meses de investigación. Claro que es difícil, pero el producto final será mucho mejor. Kahn señala que el tener tiempo para reflexionar sobre los proyectos terminados también es clave.

3. Aprendan a medirse - Cuidado con los supervisores y jefes autoritarios que no dan mucha opción de trabajo para los empleados. Ellos tienden a disminuir la moral de todos, el bienestar y la motivación por hacer un esfuerzo extra. Por otra parte, los jefes que hacen que los empleados se sientan competentes y escuchados, impulsan la satisfacción, la productividad y la lealtad a la empresa aún más.

Agenda diaria 

4. Sean flexibles - Los horarios de trabajo menos rígidos ayudan a retener a los miembros del equipo, especialmente las personas que prefieren mantener un trabajo y tener tiempo suficiente para estar con la familia. Los trabajadores que puedan producir en sus propio tiempo y fuera de la oficina también tienden a ser más eficientes y ponen menos pretextos por no ir a la oficina que sus contrapartes. 

5. Manténganse activos - Los empleados que llenan sus rutinas de la mañana, la hora del almuerzo, o las horas felices con actividad física tienden a ser más comprometidos y enérgicos en el trabajo que los que se quedan pegados a sus sillas. Moverse durante la jornada laboral mejora la salud cardiovascular en general, proporciona una distracción saludable de las situaciones estresantes de la oficina, e incluso puede mejorar la capacidad de los trabajadores para tolerar el estrés fisiológico. 

El arreglo de la oficina 

7. No hagan mucho ruido - El ruido fuerte aumenta nuestros niveles de adrenalina, incluso si sentimos que no nos molesta. Compañeros de trabajo muy habladores, el estruendo confuso del teclado, fotocopiadoras, teléfonos, perturbaciones externas y otros sonidos problemáticos también nos hacen más propensos a sentarnos en posturas rígidas. Algunas estrategias inteligentes para reducir el ruido incluyen las alfombras, revestimiento de paredes con materiales absorbentes de sonido, absorber los sonidos de la calle con cortinas gruesas, y máquinas de ruido blanco. Los audífonos son la solución más rápida. 

8. Atmósfera - Mantener la temperatura entre 65 y 70 grados Fahrenheit parece ser la mejor opción. Una oficina fría, literalmente, puede hacer que percibamos nuestro espacio de trabajo como menos amistoso. Algunas zonas verdes también podrían hacernos sentir más cómodos. 

9. Encuentren su lugar favorito - Asegúrense de utilizar sillas ajustables y escritorios, que cambian cuando el peso se apila y evita que las articulaciones estén demasiado cargadas. O traten de pararse en su escritorio durante dos horas en el transcurso del día, los empleados que hacen esto, se sienten con más energía. Un dato interesante es que los muebles tienen un mayor impacto en la productividad de los hombres que en la de las mujeres. 

10. Mejorar los espacios que dividen – Las oficinas que están diseñadas para tener una comunicación cara a cara, aumentan la satisfacción del empleado. Los cubículos con muros altos tienen la peor influencia en las tasas de sonrisa de los empleados, ya que aumentan el aislamiento. 

En general, los lugares de trabajo que nos hacen sentir incluidos, valorados, apreciados y competentes, sacan nuestros mejores esfuerzos. Una Iluminación adecuada, decoración de oficina cómoda, un entorno tranquilo, con aire respirable, y potenciar la dinámica del equipo son sólo algunas de las numerosas formas en las que los gerentes pueden mejorar las experiencias de sus subordinados. 
Y aunque la felicidad por sí sola no puede causar la productividad, es un comienzo bastante sólido. Los trabajadores más felices se quedan más tiempo, traen más energía y entusiasmo a sus tareas y ayudan a mantener la moral de la organización.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario